Servicios

Servicios incluidos

Alojamiento

Nuestras instalaciones propias cuentan con agradables habitaciones equipadas con todo lo necesario para garantizar una estadía cómoda y placentera que favorezca la recuperación. Manejamos un cupo reducido de 17 personas en acomodación individual, doble y triple. 

Alimentación

Nuestro amable personal altamente calificado, mediante procesos higiénicamente saludables, proporciona a nuestros usuarios una alimentación balanceada de excelente calidad y valor nutricional.

Nuestro servicio ofrece desayunos, almuerzos y comidas, con una amplia variedad. También contamos con un servicio de cafetería en el que se puede encontrar una gran variedad de alimentos en panadería, pasabocas, dulces y bebidas. 

Enfermería

Nuestros servicios, dirigidos a todos nuestros usuarios durante su proceso de recuperación, están encaminados a brindar servicio de cuidado y/o acompañamiento particularizado de enfermería en el momento en que requieran un apoyo por estar cursando un proceso de convalecencia o en el restablecimiento de su salud. 

Contamos con servicio de enfermería durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para atender las diferentes necesidades de nuestros usuarios.

La atención desde enfermería  se define en dos focos:

  1. Asistencia a tratamiento médico o psiquiátrico definido:
    • Manejo de pacientes que se encuentran en observación de acuerdo con órdenes médicas especificas para cada caso.
    • Registro en reporte de enfermería del suministro de medicamentos y procedimientos prescritos a los pacientes.
    • Control de signos vitales de los pacientes diariamente.
  1. Apoyo realización de actividades básicas cotidianas y actividades de la vida diaria
    • Controlar horario de uso de habitaciones
    • Observar  el comportamiento general de los pacientes
    • Velar por el cumplimiento de las normas de convivencia
    • Realizar acompañamiento durante el tiempo de visitas de familiares a los pacientes

Terapia ocupacional

Desde el área de Terapia Ocupacional se busca contribuir a la organización de las estructuras físicas y mentales de los usuarios con problemas de sustancias psicoactivas y comportamientos problemáticas, mediante las actividades productivas, de la vida diaria y lúdicas, permitiendo al individuo adaptarse a un entorno biopsicosocial. 

Los objetivos de la terapia ocupacional son:

  • Evaluación y determinación del programa especifico de tratamiento, en colaboración con el equipo terapéutico.
  • Maximizar las capacidades funcionales del usuario, de forma que pueda desempeñar un papel en su entorno familiar.
  • Promover programas para la utilización del tiempo libre.
  • Fomentar valores e intereses de los usuarios para la estimulación de la actividad productiva.
  • Establecer rutinas diarias que sean significativas para el paciente, fomentando un equilibrio entre las actividades de la vida diaria, las actividades productivas y las actividades del tiempo libre.
  • Lograr una experiencia equilibrada entre ocupaciones significativas, normas sociales y autosatisfacción.
  • Fomentar el desempeño de las capacidades necesarias que componen el repertorio de ocupaciones a nivel de autocuidado, productividad y ocio.

Valoración médica

La correcta evaluación y diagnóstico de la persona con abuso o dependencia es la primera fase a la hora de un futuro planteamiento terapéutico, siendo fundamental para una posterior elección del tratamiento. La evaluación debe ser entendida como un proceso continuo realizado tras sucesivas entrevistas, que nos lleve a un mejor conocimiento de la persona con dependencia.

Las personas que acuden para ser tratadas por consumo de sustancias presentan frecuentemente una serie de características transversales determinadas por signos y síntomas de una intoxicación o de abstinencia de las sustancias. Las intoxicación generalmente vendrá acompañada por alteraciones del estado del animo, la función cognitiva y/o de la conducta.

Así mismo son frecuentes en este estado de intoxicación el deterioro de las funciones sociales y laborales de la persona. Además es importante destacar, dentro de estas características diagnósticas transversales de los trastornos por uso de sustancia, los trastornos psiquiátricos o médicos secundarios asociados que puedan existir.

La valoración médica busca:

  • Atender la sintomatología del síndrome de abstinencia orgánico.
  • Prevenir, detectar y atender la patología orgánica y psiquiátrica asociada a las conductas adictivas.
  • Valorar y en su caso incluir en tratamientos sustitutivos a aquellas personas que lo requieran.
  • Realizar formación en educación para la salud (profilaxis de enfermedades infectocontagiosas, adquisición de hábitos saludables, etc.)

Valoración psicológica para el paciente

El psicólogo o psicóloga será el encargado de realizar el diagnóstico psicológico, para ello se basara en una serie de pruebas e instrumentos para el diagnostico hasta completar dicha valoración psicológica y poder emitir posteriormente un diagnóstico de personalidad que será importante a la hora de elegir la estrategia terapéutica a seguir, así como los objetivos.

La evaluación conductual debe establecerse a dos niveles: evaluación específica y evaluación de otras conductas relacionadas con el consumo de sustancias.

  • La evaluación específica se refiere a la evaluación de la amplitud y de las circunstancias del consumo de drogas: tipo de sustancia, dosis consumida, vía de administración momentos de consumo máximo y circunstancias en que tiene lugar.
  • La evaluación de otras conductas relacionadas con el consumo de sustancias incluye aquellas conductas problemáticas que suelen ser causa o consecuencias del consumo. Conviene prestar atención a las siguientes áreas: Condiciones físicas y estado de salud general; grado de cohesión familiar y social; situación económica; situación ante la ley; condiciones psicológicas y repertorio de conductas del sujeto.

La decisión de la pertinencia de la intervención en alguna de estas áreas dependerá de la intersección de dos factores: Interés por el bienestar global de la persona; y previsión de que estos comportamientos problema puedan ser facilitadores y actuar como estímulos antecedentes del consumo de sustancias.

Valoración psicológica para el grupo familiar

Las apreciaciones de los familiares frente a la problemática del uso indebido de Sustancias Psicoactivas (SPA) y otros comportamientos problemáticos ayudan a clarificar algunas situaciones y permiten obtener un mejor diagnostico.

Por otra parte, dentro de la valoración familiar se pueden identificar posibles disfunciones familiares que, puesto que guardan alguna relación con la problemática de consumo o comportamiento, deben ser tenidas en cuenta dentro de la una atención integral. 

Valoración psiquiátrica

El acompañamiento y valoración por psiquiatría se da en los casos que se identifica sicopatología de base que permite pensar en un posible doble diagnóstico. 

Terapia individual

Este proceso se desarrolla a través de diferentes actividades de tipo psicoterapéutico que parten del conocimiento del paciente o la paciente y del problema que padece. 

La planificación de las actividades psicoterapéuticas que incluye los abordajes individuales, familiares y grupales a partir de la realización de intervenciones como: reflexión diaria, La intervención de índole informativa /educativa, Terapia Individual, Terapia de pareja y familia, Terapia de Confrontación Grupal, Grupos de Autoayuda, Grupos Psicoterapéuticos es flexible y posee una naturaleza multidimensional. 

Esta intervención está a cargo de profesionales en el área de psicología y su desarrollo conduce a:

  • Descripción de la conducta de consumo: Patrón y severidad del consumo. Dependencia y/ o abuso de sustancias.
  • Análisis funcional de la conducta adictiva: antecedentes y consecuentes.
  • Historia de adquisición del problema.
  • Historia Familiar (Genograma). Respuesta familiar al consumo de e
  • Detección de otros hábitos y comportamientos adictivos.
  • Identificar las destrezas, habilidades y/o estrategias conductuales de que dispone la persona para hacer frente a las situaciones de riesgo de reanudación y de reaparición del comportamiento adictivo.
  • Detección y análisis de las situaciones de alto riesgo principales.
  • Grado de motivación hacia el cambio, identificar el estado motivacional de la persona para el abandono de la conducta adictiva.
  • Identificación de otras alteraciones psicopatológicas, rasgos y trastornos de personalidad.
  • Valoración del grado de deterioro cognitivo que presenta la persona dependiente.
  • Reconocimiento de recursos personales y habilidades de autoprotección que garanticen la abstinencia.
  • Reconstrucción de proyecto de vida personal y familiar.
  • Prevención de recaídas
  • Construcción de hábitos y rutinas saludables
  • Manejo de crisis y resolución de conflictos
  • Toma de decisiones
  • Fortalecimiento de autoestima.

Terapia individual familiar

Desde lo familiar es importante además el trabajo que se realiza:

  • Identificación de dinámica familiar y pauta disfuncional de relación
  • Reconocimiento y reacomodación de roles
  • Resignificación del síntoma en la familia
  • Redefinición de pauta codependiente
  • Recursos familiares para el cambio
  • Reconstrucción del proyecto de vida familiar 

Terapias grupales 

La terapia de grupo es una de las modalidades terapéuticas más empleadas en el tratamiento de los problemas relacionados con comportamiento adictivo.

La terapia grupal ofrece la oportunidad al terapeuta de observar el comportamiento interactivo de los pacientes o las pacientes en un contexto cuasi-natural de relación entre iguales.

Además proporciona a los miembros una oportunidad para acelerar el proceso terapéutico mediante:

-La identificación mutua, el modelado, la confrontación, la presión positiva de los miembros, el apoyo y refuerzo social de “iguales”, el establecimiento de límites y normas, el aprendizaje didáctico y vivencial y la adquisición de habilidades de solución de problemas.

Para que todo esto tenga lugar, es importante que las personas pertenecientes al grupo pongan en práctica la autorrevelación, la participación activa y la adhesión a las normas de funcionamiento del grupo.

Terapia grupal familiar

Se realizan 8 sesiones al mes, 2 sesiones por semana y están dirigidas por profesional en psicología con experiencia en farmacodependencia y otras adicciones.

No debemos olvidar que las familias están compuestas por personas que sufren los problemas y trastornos de los adictos hasta hacerlos tan propios que acaban necesitando una ayuda para sí mismos, no sólo porque puedan convertirse en “Instrumentos terapéuticos” con los que conseguir otros fines.

Desde esta perspectiva, resulta imprescindible que la planificación terapéutica familiar contemple e incluya otros planos de intervención además de la terapia familiar de corte clásico como es la terapia multifamiliar o, lo que es lo mismo la Terapia de grupo con familiares y personas significativas del entorno sociofamiliar.

Los objetivos de la misma son:

  • Crear un espacio terapéutico propio para familiares y un grupo de referencia que frene el proceso de despersonalización familiar.
  • Favorecer el intercambio de experiencias y soluciones.
  • Incidir en cuestiones emotivo-afectivas desde un marco de empatía e identificación.
  • Posibilitar las intervenciones de talante psicoeducativo.
  • Proporcionar una vía de acceso menos tensa que la terapia unifamiliar a las patologías relacionales y vinculares.
  • Potenciar la adquisición de nuevos recursos mediante su entrenamiento en un entorno menos traumático. 

Entre las ventajas de reunir a varias familias de personas con problemas adictivos queremos destacar, en primer lugar, todas aquellas que se derivan de concebir al grupo de familiares como un grupo terapéutico per se, no sólo como un espacio educativo y formativo de adquisición de habilidades y recursos ante un problema cercano pero externo a las personas participantes.

Desde esta perspectiva tanto las técnicas como estrategias utilizadas en la psicoterapia de grupo tienen cabida en la intervención con grupo de familiares y personas significativas del entorno sociofamiliar.

Las sesiones poseen por un lado una orientación más educativa que terapéutica, aunque suelen estar muy cargadas afectivamente ya que los problemas asociados al uso indebido de Sustancias Psicoactivas (SPA) y otros comportamientos adictivos sumen a la familia en una situación grave de incomunicación y de conflicto.

Los objetivos de la intervención multifamiliar se dirigen a:

  • Normalización de la vida familiar.
  • Participación en las decisiones familiares de todos sus miembros, incluido el paciente o la paciente.
  • Realización de actividades conjuntas.
  • Adecuada resolución de conflictos.
  • Pérdida de protagonismo de la persona adicta dentro del grupo familiar.

Sesiones de relajación y/o yoga

El Yoga es una ciencia cuyas técnicas tienen por objeto obtener salud física, equilibrio mental, emocional y desarrollo de todo el potencial creativo de nuestra mente, a través de posturas físicas, ejercicios respiratorios y técnicas de relajación y meditación. La milenaria ciencia del Yoga posee gran actualidad para el hombre moderno, pues le aporta métodos prácticos para promover la salud, la paz mental, el bienestar y el conocimiento de sí mismo.

El yoga comporta un entrenamiento del cuerpo y la mente, el cultivo de emociones positivas, el desarrollo de una ética auténtica y libre de condicionamientos sociales, el florecimiento de la cultura del corazón y la compasión de una manera nueva de ver y sentir.

El yoga físico nos enseña a conocer nuestro cuerpo. Somos el mejor texto de anatomía y fisiología en el que aprender. Además. el yoga mental nos enseña a conocer y dominar la mente. El Yoga insiste en:

  • La práctica de técnicas psicofisiológicas y psicomentales elaboradas a lo largo de milenios
  • Una ética genuina que se cifra en el principio de la compasión y respeto por los seres que sienten, y en poner en lo posible las causas para que sean felices.
  • Determinadas actitudes internas de serenidad, ecuanimidad y contento y desapego.
  • Refrenar los venenos de la mente: envidia, odio, celos, etc.
  • Desarrollar al máximo la atención mental. 

Sesiones de Gimnasia dirigida

El cuerpo humano dentro de sus posibilidades, realiza una variada gama de movimientos que le permiten desenvolverse en un medio, y a su vez ejecutar tareas que le son inherentes a sus necesidades. Además de realizar una tarea, con el movimiento se expresan sentimientos, sensaciones, emociones, estados de ánimo, creándose un lenguaje corporal, lo cual permite mostrar la máxima expresividad del ser humano.      

El estar en un solo lugar durante un tiempo prolongado (semanas o meses), genera alteraciones en el estado anímico y psicológico de las personas viéndose reflejado en los diferentes movimientos y posturas corporales.

Una forma de llegar a disminuir estos efectos adversos que produce la recuperación de los problemas asociados al uso indebido de Sustancias Psicoactivas (SPA) y otros comportamientos adictivos, es a través del desarrollo de programas de actividad física que estén orientados desde la perspectiva del desarrollo humano y el bienestar emocional.

Las acciones que se realizan desde el área de expresión y movimiento; buscan la exploración y la experimentación por medio del cuerpo, la corporalidad y el movimiento como aspecto fundamental para dicho propósito.

Por esta razón todas las posibilidades de movimiento y expresión que brindan las artes escénicas en general son un medio por el cual podemos potencializar todas las cualidades corporales y emocionales de cada ser, permitiendo la expresión más espontánea de los sentimientos y siendo canalizada por medio del movimiento corporal.

El objetivo general de las sesiones de actividad física es generar un espacio de encuentro entre los pacientes, donde se fomente el cuidado corporal, el interés por la actividad física dentro de la institución y la promoción de ambientes saludables a partir del movimiento corporal humano y las artes escénicas; desarrollando la participación y la interacción entre compañeros.

Sus objetivos específicos son:

  • Dar a conocer los principales elementos que posibilitan el  buen uso del cuerpo, y como las artes escénicas pueden llegar a ser un camino dirigido al autodescubrimiento y posterior auto-cuidado corporal identificando áreas de conflicto.
  • Potencializar las cualidades físicas como coordinación, flexibilidad, fuerza muscular, agilidad y control motor.
  • Expresar emociones y sentimientos, tanto positivos como negativos, para canalizarlos y elaborarlos constructivamente.
  • Reconocer las diferentes capacidades y habilidades que pueden ayudar a solucionar distintas problemáticas inherentes a su proceso de recuperación.
  • Generar proyecciones positivas y favorecer la autoestima.
  • Impulsar el sentido de pertenencia con la fundación para el desarrollo de valores alrededor de la relación  cuerpo – expresión, como un espacio donde se vive la participación y la solidaridad.

Charlas terapéuticas

En estas actividades, las cuales son realizadas por terapeutas, usuarios recuperados y miembros de Alcohólicos Anónimos se da manejo a diferentes temáticas relacionadas con uso indebido de Sustancias Psicoactivas (SPA) y otros comportamientos problemáticos.

“Todos los días pienso “Solo por hoy”. Este proceso me sirvió para comprender que se debe cambiar por uno mismo y por la familia. Recomiendo seguir fortaleciéndose después de salir de Fundar.”

Boris.